PREVENCION DE DELITOS


Acceder a Supervisor Jurídico

 

 

Plan de Prevención de Delitos (PPD)


Con la reciente reforma del Código Penal, las personas jurídicas pueden ser susceptibles de de ser culpables de delitos que cometan sus representantes legales. Dicha responsabilidad penal puede quedar exenta si el órgano de administración ha adoptado y ejecutado con eficacia, antes de la comisión del delito, modelos de organización y gestión que incluyen las medidas de vigilancia y control idóneas para prevenir delitos, esto es, contar con un Plan de Prevención de Delitos.

La reforma del Código Penal con la Ley Orgánica 5/2010 de 22 de junio dio entrada en la legislación penal española a una de las modificaciones más sustanciales en el derecho penal empresarial. Este cambio legislativo radicó en la eliminación de nuestro ordenamiento jurídico penal del viejo aforismo romano societas delinquere non potest, según el cual una persona jurídica no podía cometer delitos.

La mencionada reforma convierte a las personas jurídicas en sujetos de derecho susceptibles de cometer delitos, independientemente de las personas físicas que las integren, y de ser sancionadas por ello. Este cambio legislativo supone que las personas jurídicas pueden ser culpables de los delitos cometidos por sus representantes legales (administradores, apoderados y empleados y colaboradores)

Existe una exención de responsabilidad que se dará siempre y cuando se haya ejercido el debido control sobre los delitos que podrían darse y el delito no se haya cometido en provecho de la persona jurídica. Dicha exención aparece reflejada en el artículo 31 bis del Código Penal, que establece que dicha responsabilidad penal puede quedar exenta si el órgano de administración ha adoptado y ejecutado con eficacia, antes de la comisión del delito, modelos de organización y gestión que incluyen las medidas de vigilancia y control idóneas para prevenir delitos de la misma naturaleza o para reducir de forma significativa el riesgo de su comisión.

Por lo tanto, la única manera de evitar o atenuar la pena en caso de que se haya cometido un delito es demostrar que la empresa y sus responsables han sido diligentes, adoptando las medidas necesarias mediante la implantación de un Plan/Modelo/Sistema de Prevención de Riesgos Penales, y demostrando que se ha actuado diligentemente. Adicionalmente la norma UNE 19601 permite establecer los requisitos que se deben dar para que sea aplicable a una organización y permite someterlo a evaluación y certificación externa e independiente como elemento probatorio de la adecuada diligencia por parte de la organización.

 

¿Qué  delitos se pueden  cometer  en mi empresa?

Los delitos que se pueden cometer por parte de los empleados, directivos o administradores y que tienen responsabilidad penal en su empresa son muy variados, entre otros, los siguientes:

  • Corrupción en los negocios o estafas
  • Delitos contra la propiedad intelectual o industrial
  • Publicidad engañosa o facturación fraudulenta
  • Descubrimiento y revelación de secretos
  • Delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social
  • Daños informáticos, hacking
  • Delitos contra la salud pública
  • Cohecho o tráfico de influencias
  • Delitos sobre el urbanismo o contra el medio ambiente
  • Financiación ilegal de los partidos políticos
  • Delitos contra los derechos fundamentales y las libertades públicas
  • Delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros
  • Contrabando
  • Blanqueo de capitales o financiación del terrorismo

 

¿Qué contiene nuestro Plan de Prevención de Delitos Básico?

El PPD que le ofrecemos está compuesto por los siguientes documentos:

  • Disposiciones generales: descripción de la empresa y aspectos relativos al marco normativo y a consideraciones generales del plan de prevención que se deben tener en cuenta.
  • Catálogo de Delitos: relación de los delitos de los que pueden ser penalmente responsables las personas jurídicas y artículos de la normativa en los que se describen dichos delitos.
  • Encuesta delictual en la empresa
  • Mapa de Riesgos: a partir de las características particulares de cada cliente evaluamos el riesgo de que se produzca cada delito.
  • Protocolos de actuación: se identifican las actividades desarrolladas en la empresa en cuyo ámbito puedan ser cometidos los delitos que deben ser prevenidos y se establecen las pautas de actuación que se deberán adoptar para prevenir los riesgos identificados.
  • Código de Conducta: contiene las políticas en las que se enmarcan las medidas de prevención.
  • Plan de implantación: Con los pasos necesarios que hay que dar para realizar la implantación del PPD en la empresa.
  • Difusión y Formación on line
  • Canal ético externo
  • Evaluación y actualización anual

La Ley le exime de responsabilidad penal si usted ha implantado de un Plan Prevención de Delitos en su empresa. Por ello, para prevenir los riesgos de que su empresa o usted mismo asuman responsabilidad penal, elaboramos su Plan de Prevención Penal a un precio muy asequible para usted.

  

Si su empresa necesita un plan de prevención de delitos penales o mediación organizacional contacte con nosotros. Le atenderemos inmediatamente y nos pondremos a su disposición. 


LLAME AL 607543986.


tribunal-supremo

Primera condena del Tribunal Supremo a empresas por su responsabilidad penal

29.02.2016

El Pleno de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia de fecha 29 de febrero de 2016 (sentencia número 154/2016, ponente señor Maza Martín), en la que por primera vez aprecia la responsabilidad penal de una persona jurídica.


Segunda condena del Tribunal Supremo a empresas por su responsabilidad penal

16.03.2016